Enfermedades del adolescente en Culiacán

Golpe de calor en niños en Culiacán – Dr. Edgardo Tostado

¿Buscas a un pediatra especialista en tratamiento para golpe de calor en niños en Culiacán? ¡Calma! Estoy para apoyarte. Además de Pediatra Certificado con más de 15 años de experiencia, soy urgenciólogo. Por lo que puedo ir hasta tu casa.


Basado en +300 opiniones positivas de los pacientes

  • Doctoralia
  • Google

Testimonios


Basado en +300 opiniones positivas de los pacientes

  • Doctoralia
  • Google
Acerca de mí

Dr. Edgardo Tostado

Golpe de calor en niños en Culiacán

Estudié Medicina General en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Posteriormente cursé la Especialidad en Pediatría Médica en el Hospital Pediátrico de Sinaloa (Avalada por la UAS) y finalmente realicé la Sub Especialidad en Urgencias Pediátricas en el Instituto Nacional de Pediatría (Avalado por la UNAM)

Ced. Especialidad 6033438 | Ced. Profesional 4737079

Golpe de calor en niños en Culiacán

Golpe de calor en niños en Culiacán

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es una condición médica grave que ocurre cuando el cuerpo de una persona se sobrecalienta debido a una exposición prolongada a altas temperaturas o a una actividad física intensa en un ambiente caluroso. En los niños, es especialmente peligroso porque sus cuerpos no pueden regular la temperatura tan eficientemente como los adultos. El golpe de calor se considera una emergencia médica y requiere atención inmediata. Si no se trata, puede causar daño a los órganos internos e incluso ser fatal.

Causas más comunes

  1. Exposición prolongada al sol: Los niños que pasan mucho tiempo al aire libre sin protección adecuada pueden sufrir un golpe de calor. Esto es común durante los días calurosos de verano, especialmente si no se toman descansos frecuentes a la sombra.
  2. Actividades físicas intensas: Participar en deportes o juegos vigorosos bajo el sol puede aumentar el riesgo de golpe de calor. El esfuerzo físico eleva la temperatura corporal, y en condiciones calurosas, el cuerpo puede no ser capaz de enfriarse lo suficiente.
  3. Ambientes cerrados y calurosos: Estar en un coche estacionado, una habitación sin ventilación o cualquier lugar con temperaturas elevadas y poca circulación de aire puede provocar un golpe de calor en los niños.
  4. Ropa inapropiada: Vestir a los niños con ropa pesada o ajustada durante el clima caluroso puede impedir la evaporación del sudor, lo que es esencial para mantener una temperatura corporal adecuada.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de un golpe de calor en niños pueden variar, pero los más comunes incluyen:

  • Temperatura corporal elevada: Una fiebre alta (por encima de 39°C) sin sudoración.
  • Piel caliente y seca: La piel del niño puede sentirse caliente al tacto y estar seca.
  • Confusión o comportamiento inusual: El niño puede parecer desorientado, confundido o tener dificultades para concentrarse.
  • Dolor de cabeza: Los niños pueden quejarse de un dolor de cabeza severo.
  • Náuseas y vómitos: Es posible que el niño tenga ganas de vomitar o vomite.
  • Respiración rápida: Una respiración más rápida y superficial es común.
  • Pulso rápido: El corazón del niño puede latir más rápido de lo normal.
  • Convulsiones: En casos graves, pueden ocurrir convulsiones o pérdida del conocimiento.

Tratamientos más comunes

  1. Llevar al niño a un lugar fresco: Lo primero es trasladar al niño a un ambiente más fresco y a la sombra para reducir la temperatura corporal lo más rápido posible.
  2. Hidratar al niño: Ofrecer líquidos fríos, preferiblemente agua, para ayudar a rehidratar al niño. Evitar bebidas azucaradas o con cafeína.
  3. Aplicar compresas frías: Colocar toallas húmedas y frías en la frente, el cuello, las axilas y la ingle puede ayudar a bajar la temperatura corporal.
  4. Baño de agua tibia: Sumergir al niño en un baño de agua tibia (no fría) puede ser efectivo para reducir la fiebre. El agua fría puede causar temblores, lo que podría aumentar la temperatura corporal.
  5. Uso de ventiladores: Si es posible, usar ventiladores o aire acondicionado para enfriar al niño.
  6. Llamar a emergencias: Si el niño no mejora rápidamente o presenta síntomas graves como confusión, pérdida del conocimiento o convulsiones, es vital buscar atención médica de inmediato.

El golpe de calor es una emergencia médica y debe ser tratado con prontitud para evitar complicaciones graves. Es esencial tomar medidas preventivas para proteger a los niños del calor extremo y asegurar su bienestar durante los días calurosos.

Recomendaciones para niños en la temporada de calor 

Debido al cambio climático, podemos esperar temperaturas más altas, además en Culiacán puede haber días calurosos durante todo el año así como altos niveles de humedad. 
Los bebés y niños pequeños no pueden regular su temperatura corporal de la misma manera que los adultos y su cuerpo se calienta de tres a cinco veces más rápido, por eso son más afectados por las altas temperaturas y pueden sufrir golpes de calor y deshidratación, las actividades al aire libre deben reducirse cuando el calor o la humedad alcanzan niveles altos. 

Golpe de calor y agotamiento por calor 

El golpe de calor es la forma más grave de enfermedad por calor, se reconoce por una temperatura corporal elevada y un estado mental anormal (confusión, agitación, convulsiones, etc.) El agotamiento por calor puede tener o no temperatura corporal elevada, los principales síntomas del agotamiento por calor incluyen dolor de cabeza, desmayo, sed, mareos, náuseas, vómitos, pulso y frecuencia cardíaca rápida, piel fría y húmeda. Por lo general, alguien que sufre de agotamiento por calor está sudoroso, pero es capaz de comportarse y responder preguntas de manera adecuada. 
 
 

¿Cuáles son algunas de las cosas que puede hacer para prevenir la insolación o el agotamiento? 
Antes de realizar actividades físicas al aire libre, los niños deben beber libremente y no deben tener sed. Las prácticas y los juegos que se realizan con el calor deben acortarse y deben existir descansos, es necesario que tengan agua disponible y tomar tiempo para beber cada 20 minutos mientras están activos en el calor. La ropa debe cubrir la mayor parte de su piel, ser liviana, de color claro, y de preferencia de algodón para facilitar la evaporación del sudor. Las camisas sudadas deben ser reemplazadas por ropa seca lo más rápido posible.  

¿Qué hacer si se presentan síntomas de agotamiento o golpe de calor? 

Los niños deben suspender la actividad y pasar rápidamente a un entorno con menos calor si se sienten mareados, cansados o con náuseas, es necesario alejarlos de la exposición directa al sol, evitar el contacto con superficies calientes, rociarle un poco de agua y agitar algún objeto para proporcionarle aire. Si el niño tiene un comportamiento normal, responde adecuadamente y puede beber, hay que ofrecerle líquidos fríos. 
Si el niño parece enfermo, está inconsciente o no responde normalmente a sus preguntas, hacer todo lo anterior y llamar al 911 de inmediato. 

Sígueme en Redes Sociales

Agenda tu cita hoy mismo

Todo estará bien. Estoy a tus órdenes por llamada o mensaje de WhatsApp.